22 octubre 2007

El poder de Joviel

José Raúl González Merlo
Miembro Junta Directiva
CIEN


Primero fue el candidato presidencial de la UNE; luego fue el del PP. Alvaro Colom y Otto Pérez no resistieron hacer su romería de votos frente al poderoso dirigente magisterial Joviel Acevedo. La eventual promesa del voto de los maestros fue suficiente motivo para rendirle pleitesía al ministro de educación de facto; al personaje que tiene en sus manos la educación de millones de niños guatemaltecos. ¿Tanta necesidad tendrán ambos candidatos como para ir a mendigarle su apoyo a Joviel?

Joviel Acevedo y la dirigencia magisterial que él representa son el principal obstáculo para que la educación de nuestros niños pueda mejorar. Su permanente negativa se basa en una jurásica defensa de las “conquistas laborales” a costa del futuro de toda una nación. No nos engañemos, lo último que defienden son los intereses educativos de los niños. Primero sus privilegios, segundo sus privilegios y siempre sus privilegios. Baste con ver sus pretensiones publicadas por la prensa del Pacto Colectivo de Condiciones de trabajo que se está negociando con el Ministerio de Educación. Vehículos nuevos, más días de descanso y, cómo no mencionar, Q35 millones en honorarios legales (entre muchas otras pretensiones). Cero compromisos con mejorar la educación. Si eso no es tener de rehén a la juventud y perjudicar a toda una generación de ciudadanos no se de qué manera se puede calificar.

A esas “joyas” fueron a visitar ambos candidatos. Con razón hay tanto ciudadano que no sabe por quién votar… Ojalá y hubieran ido a expresar públicamente que tendrán “mano dura” con los dirigentes magisteriales que antepongan sus intereses a los de la niñez. O que la violencia de la que han sido capaces esos “dirigentes magisteriales” será combatida con inteligencia (¿ya se le olvidaron los bloqueos de carreteras y las amenazas cada vez que salen a “manifestar”?).

En vez de eso, el futuro presidente de Guatemala fue dócilmente a “quedar bien” con Joviel. A ratificar sus promesas electorales, a hacer nuevas promesas y a ofrecer “más fondos para la educación”. Fondos que seguirán siendo principalmente controlados por esa misma “dirigencia” a costa de los niños. ¡¿Es que no se han dado cuenta?!

Ambas reuniones finalizaron con la amenaza y fijación de un plazo de 100 días, al futuro presidente, para “darle solución a la problemática magisterial”… ¿qué tal? Nadie se había atrevido a eso durante esta campaña electoral. Adiós a la inteligencia y a la mano dura. ¿El que manda es Joviel… y, para desgracia de todos, la educación de los patojos seguirá en sus manos…

1 comentario:

MR.MAN dijo...

Joviel Acebedo, tipo para caer tan mal, siempre pasa buscando perder el tiempo, solo pasa haciendo huelgas, en vez de ver como mejorar la eduacion, siempre se la pasa recrimando su salario, y anda por ahi el rumor que se va lanzar para diputado en las siguientes, que bajo caen los candidatos, por eso no da ganas de ir a vota el 4 de noviembre.